COSAS DE...

Publicado en la interCole Nº 35 de Noviembre 2008

PATO: ¡Cuack!

PATORUZÚ: El último cacique tehuelche, creado por el dibujante Dante Quinterno en 1928, es un destacado personaje de la cultura popular argentina. Valiente, humilde, forzudo, bondadoso y ¡muy narigón!, lo acompañan pintorescos personajes (Patora, Upa, Ñancul, Isidoro, el Coronel Cañones) y su inseparable caballo Pampero. ¡Huija!

ZAPATOS ROTOS: “…con esa facha, ¿adónde vas?” Así dice el estribillo de la célebre canción de Francis Smith, Zapatos rotos, que fue casi un himno en la década de 1970. Y como muchas de sus casi 300 canciones, era interpretada por el conjunto Los Náufragos. ¡Pediles a tus papás que te la canten!

RICO MCPATO: Este pato tan rico como amarrete (¡chichipato!), fue creado en 1947 por el artista Carl Banks para Disney. También conocido como “Tío Rico”, le encanta tirarse de cabeza en su pileta llena… ¡de billetes y monedas! Es elegante: usa chaleco azul, galera, bastón y unos pequeños lentes sobre su pico. Es miembro del Club de Billonarios de Patolandia, y cuando busca nuevos tesoros lo acompañan algunos parientes, como el pato Donald con sus sobrinos Hugo, Paco y Luis. Juntos suelen enfrentar a los Chicos Malos, que intentan una y otra vez robar el tesoro de McPato.

ZAPATÓFONO: Ya en 1965, el genial Súper Agente 86 tenía un teléfono móvil, aunque algo… oloroso: ¡era un zapato! El famoso zapatófono era el practiquísimo teléfono de Maxwell Smart, con los números camuflados en la suela. A veces se le cortaba la comunicación y la operadora le decía… ¡que tenía que poner más monedas!

PATO ÑATO: También se lo conoce como “Pato Patudo” y es un juego muy divertido. Todos se sientan en ronda menos uno, que debe recorrerla tocando las cabezas y diciendo cada vez: “Pato… pato… pato…” Y de repente, al tocar una cabeza, grita: “¡Ñato!”. Es la señal: el “tocado” debe correr al otro y alcanzarlo antes de que logre dar la vuelta a la ronda. Y si no llega, todos le cantarán una canción: “Pato a la laguna…” ¿Cómo sigue?

EL PATITO FEO: Seguramente ya sabés que este pequeño pato, torpe y feo, era rechazado por sus hermanitos hasta que, un día de primavera, se convirtió en un hermoso cisne. La historia fue inventada por el escritor danés Hans Christian Andersen (1805-1875), y se publicó en 1843. ¡Imposible encontrar un cuento más clásico!

MONTES CÁRPATOS: Se encuentran en la región central de Europa, tienen 1.500 kilómetros de largo, 150 km de ancho y cruzan las fronteras de 8 países. Allí tiene lugar una de las novelas menos conocidas del escritor francés Julio Verne, El castillo de los Cárpatos (1892). Esta aventura no tiene el mismo estilo “científico” que las otras, ya que se trata de una historia “vampírica”, romántica y fantástica.

LA ESQUINITA El Martín Fierro

Aunque el gajo se parece / al árbol de donde sale, / solía decirlo mi madre / y en su razón estoy fijo: / “jamás puede hablar el hijo / con la autoridá del padre”.

José Hernández

/interCole @interCole